Diseño de Logotipo

Proceso de diseño de logotipo

El logotipo es un elemento clave de la identidad visual de una empresa o marca. Se trata de un diseño que representa la esencia y los valores de una empresa en una imagen única y memorable. Un logotipo es la forma en que una empresa se presenta al mundo, y por lo tanto, es una herramienta crucial en la comunicación y la percepción que los clientes tienen de la marca.

Un logotipo bien diseñado debe ser simple, distintivo, fácil de reconocer y reproducir en diferentes tamaños y formatos. Debe ser coherente con la personalidad y la visión de la empresa, y transmitir su mensaje de manera clara y efectiva.

Hay muchas razones por las que un logotipo es importante para las empresas. En primer lugar, un logotipo permite a los clientes identificar y reconocer fácilmente la marca en una variedad de contextos, desde carteles publicitarios hasta tarjetas de visita. Además, un logotipo bien diseñado puede ayudar a construir la confianza y la lealtad de los clientes, ya que se convierte en un símbolo reconocido de la calidad y la fiabilidad de la empresa.

También es importante tener en cuenta que un logotipo puede ayudar a diferenciar una empresa de la competencia. En un mercado saturado, un logotipo distintivo puede hacer que una marca destaque y se recuerde frente a otras. Por último, un logotipo puede ser una herramienta muy valiosa en la creación de una marca sólida y reconocida a nivel global.


El diseño de un logotipo es un proceso creativo que requiere una metodología y una investigación rigurosas. Aquí te presentamos las fases que consideramos que son fundamentales para diseñar un logotipo:

1. Briefing

La primera fase es el briefing, que es la fase más importante. Se trata de una serie de preguntas al cliente que nos proporcionará información necesaria para las siguientes fases de la planificación. Es imprescindible conocer los valores de la empresa o marca para definir su logo y que este transmita exactamente la misma identidad. Además, se deben averiguar las verdaderas necesidades del proyecto para así determinar un mejor enfoque en las siguientes fases. Se pueden realizar preguntas como 

  • ¿Cuál es nuestra competencia directa?
  • ¿A quién nos dirigimos?
  • ¿Qué le aportamos a nuestro público objetivo? 
  • ¿Qué se pretende conseguir?

2. Estudio del Mercado

La segunda fase es el estudio de mercado y análisis del sector. Conocer la actuación de la competencia es fundamental para conseguir un mayor atractivo para el público objetivo. Para ello, hay que realizar una investigación del mercado objetivo lo más meticulosa y detallada posible. Así, se conseguirá obtener una idea clara de una posible estrategia para adelantar a competidores directos gracias a la imagen de marca o identidad visual. Los principales aspectos sobre los que se realizará el análisis serán los logotipos de dichos competidores, con las correspondientes tipografías y colores usados para la imagen corporativa, así como el público al que se dirigen.

3. Definición de objetivos

La tercera fase es la definición de objetivos. Es fundamental definir unos objetivos, lo más específicos y claros posible. Son las metas que guiarán todas las siguientes fases y deben responder con éxito a las expectativas de la empresa para la que se va a realizar el proyecto. Además, sirven de guía y medición del proyecto completo, ya que si una vez finalizado, si no se cumplen, se puede asegurar que no se han cumplido las necesidades del cliente.

4. Análisis de antecedentes

¡Busca inspiración! El diseñador gráfico debe encontrar una vía de inspiración que le permita plasmar a través de su creación todo lo que la empresa desea transmitir al consumidor mediante la representación gráfica que sellará todas sus actuaciones, productos, servicios. Ve referencias de otras soluciones gráficas que se han trabajando para otras empresas antes de adentrarte en la marca,  y no olvides realizar un análisis exhaustivo del briefing entregado por la empresa, ayudará en gran medida a orientar y dar lugar a una gran lluvia de ideas que de lugar a encontrar un valor diferencial.

5. Bocetaje

Una vez inspirado, es hora de plasmar en papel todo aquello que se vaya surgiendo. Se debe plasmar todo, absolutamente todo, para contar con un gran número de diseños. Aquí solo se utiliza el lápiz y el papel, diseñando bocetos en blanco y negro, sin colores que influyan en la realización de estos. Conforme se va avanzando, habrá ideas que se irán desechando por lo que sirve como el filtro idóneo para enfocar el proceso hacia las mejores propuestas.

Logo Sketch por Bratus™
Sketches de logo por Fahin Khan
Sketch de logotipo por Nikoloz Narsia

6. Digitalización

La sexta fase es la digitalización del boceto elegido en un programa de diseño vectorial y, una vez realizado, se busca o se diseña una tipografía acorde al imagotipo. A continuación, se lleva a cabo la elección de los colores, que deben ir acorde con la estrategia de marca, representar los valores corporativos y conectar con el público objetivo de la empresa.

Tutorial de logo sobre grid de Sahil Dev
Horsepower de Julius Seniūnas
F + Bird por Alfrey Davilla | Vaneltia
Justalk por Ramotion

7. Test

Antes de presentar el logotipo al cliente, se lleva a cabo un test para evaluar su eficacia y recepción por parte del público objetivo. Este test puede ser realizado de diversas maneras, como por ejemplo, encuestas online o grupos focales.

En función de los resultados obtenidos en este test, se pueden realizar ajustes al logotipo para mejorar su efectividad y garantizar que cumple con los objetivos y necesidades de la empresa. Es importante tener en cuenta que un logotipo no es algo estático, sino que puede ser modificado y actualizado en función de los cambios en la empresa o en el mercado. 

8. Presentación

El momento de presentar el logotipo final a un cliente es crucial. Es la oportunidad para que el diseñador demuestre su trabajo, explique el concepto detrás del logotipo y transmita su valor a la empresa.

El diseñador gráfico, después de todo el desarrollo, es conocedor de la propuesta que mejor se adapta y que cumple con éxito los objetivos propuestos. Por esto, se presenta únicamente un logotipo, el que más valor tiene para la empresa.

Utiliza Mockups con aplicaciones del logotipo para facilitar que tu cliente visualice cómo se verá implementado su logotipo en distintos materiales.

Una presentación bien diseñada y efectiva puede generar una impresión positiva en el cliente, fortalecer la confianza en el trabajo del diseñador y facilitar la aprobación del logotipo final.

9. Guía de uso

El logotipo es la piedra angular de la identidad visual de una marca. Es la imagen que representa a la empresa en el mercado y que la distingue de la competencia. Por ello, es crucial que su uso sea consistente y coherente en todas las plataformas y aplicaciones.

Aquí es donde entra en juego la Guía de Uso del Logotipo, un documento que define las normas y directrices para el uso correcto del logotipo en diferentes contextos.

Beneficios de brindar una Guía de Uso:

  • Protege la marca: La guía establece los parámetros para evitar usos inapropiados del logotipo, protegiendo la integridad de la marca y la imagen que se quiere proyectar.
  • Asegura la coherencia: Garantiza que el logotipo se use de forma consistente en todos los materiales de la empresa, desde tarjetas de presentación hasta anuncios publicitarios, creando una imagen profesional y unificada.
  • Facilita la comunicación: Brinda a los empleados, proveedores y colaboradores externos las instrucciones precisas para usar el logotipo correctamente, evitando confusiones y errores.
  • Fortalece la identidad: Al mantener la coherencia visual, la guía refuerza el reconocimiento de la marca y la posiciona en el mercado como una empresa profesional y confiable.


Contenido indispensable para la Guía de Uso:

  • El Logotipo: Incluye la versión oficial del logotipo en diferentes formatos (digital, impreso, etc.), colores y escalas.
  • Zona de Resguardo: Define un espacio alrededor del logotipo que debe estar libre de elementos para asegurar su legibilidad y visibilidad.
  • Tipografía: Define las tipografías que se deben usar junto al logotipo, asegurando una armonía visual.
  • Paleta de Color: Especifica los colores oficiales de la marca y cómo se deben usar en el logotipo.
  • Usos incorrectos: Presenta ejemplos de cómo NO usar el logotipo, evitando errores que puedan dañar la imagen de la marca.
  • Aplicaciones: Muestra ejemplos de cómo usar el logotipo en diferentes aplicaciones, como papelería, publicidad, web y redes sociales.

10. Entrega de artes y archivos

La elección de los formatos para entregar los artes finales del diseño de logotipo dependerá del uso que el cliente le vaya a dar. Es importante entregar los archivos en diferentes formatos para que el cliente pueda usarlos en cualquier medio.

Formatos recomendados para entregar los artes finales del diseño de logotipo:

Formatos vectoriales:

  • AI (Adobe Illustrator): Es el formato nativo de Illustrator y el más utilizado por los diseñadores. Permite editar el logotipo a cualquier tamaño sin perder calidad.
  • EPS (Encapsulated PostScript): Es un formato vectorial compatible con la mayoría de los programas de diseño. Se puede utilizar para imprimir o para editar en otros programas.
  • SVG (Scalable Vector Graphics): Es un formato vectorial abierto que se puede usar en la web. Permite escalar el logotipo sin perder calidad.

Formatos bitmap:

  • TIFF (Tagged Image File Format): Es un formato de alta calidad que se utiliza para imprimir.
  • JPEG (Joint Photographic Experts Group): Es un formato de archivo comprimido que se utiliza para la web.
  • PNG (Portable Network Graphics): Es un formato de archivo comprimido que admite transparencia.

Otros formatos:

  • PDF (Portable Document Format): Es un formato que puede contener tanto texto como imágenes vectoriales y rasterizadas. Se puede utilizar para imprimir o para compartir online.
  • WebP: Es un formato de archivo comprimido que se puede usar en la web. Ofrece una mejor compresión que JPEG y PNG, sin perder calidad de imagen.

Recomendaciones:

  • Entregar los archivos vectoriales y rasterizados: Es importante entregar los archivos vectoriales para que el cliente pueda editar el logotipo a cualquier tamaño sin perder calidad. También es importante entregar los archivos rasterizados para que el cliente pueda usar el logotipo en la web y en otros medios.
  • Organizar los archivos en carpetas: Es recomendable organizar los archivos en carpetas según el formato y el tamaño.
  • Nombrar los archivos de forma clara: Es importante nombrar los archivos de forma clara y descriptiva para que el cliente pueda identificarlos fácilmente.
  • Incluir un archivo de "INFORMACIÓN": Se puede incluir un archivo con información sobre los archivos, como el nombre del diseñador, la fecha de creación y las instrucciones de uso.

La creación y diseño de un logotipo es un proceso que requiere de un enfoque metódico y riguroso para garantizar que el resultado final cumpla con las necesidades y objetivos de la empresa. Es importante realizar un briefing detallado, un estudio de mercado y análisis del sector, definir objetivos claros, encontrar inspiración, crear bocetos, digitalizar el diseño y presentar el resultado al cliente. Además, es recomendable realizar un test para evaluar la eficacia del logotipo y realizar ajustes si es necesario. Con estos pasos y recomendaciones, se puede garantizar la creación de un logotipo efectivo y memorable para la empresa.

Coméntanos qué te ha parecido este artículo y, por favor, comparte para que podamos seguir creciendo como comunidad.

 

Comentarios

Aún no se han realizado comentarios. Sea el primero en enviar un comentario
¿Ya estás registrado? Inicia sesión aquí
Guest
Domingo, 25 Febrero 2024
Slide